Un ejemplo de descalificación musical

descalificación musical

A veces descalificar a un artista o un estilo significa incapacidad para hacer lo que uno descalifica.

Según mi teoría, no hay que descalificar ningún estilo musical, ni a ningún artista, con decir “no me gusta” es suficiente…

La descalificación puede ser ofensiva y sujeta a debates; El gusto es más personal, tajante y objetivo, para uno. A veces descalificar a un artista o un estilo significa incapacidad para hacer lo que uno descalifica.

Mirá También
[artículo] ¿Rock vs Jazz? ¿3 o 3000 acordes?
[artículo] Hernán Ríos y Facundo Guevara en Café Vinilo
[Entrevista] Ania Paz: la pianista peruana trae su jazz a Bs. As.

En ese sentido siempre recuerdo una anécdota: estábamos con Antigua Jazz Band en un Festival de Jazz, y nuestro contrabajista no fue y mandó un reemplazo, músico de sesión. Antes que nosotros tocaba un grupo reconocido de la élite actual del Jazz de acá, y recuerdo a este contrabajista hablar con los músicos diciendo, que venía de cambio a tocar con “la Antigua…”, que era una boludés y una c… de Jazz viejo…

Cuestión que cuando subió a tocar y sobre todo en El Paso del Tigre, un tema tradicional muy rápido “no agarró una“.

Así que, a veces, es mejor no descalificar y ponerse a estudiar (y encarar todo desde el “no se“).

Y a vos ¿Qué opinás? ¿Estás de acuerdo?

NO olvides dejarnos tu comentario, al final de esta página

 

Volver Arriba

Compartir en
Luis Sirimarco

Acerca de Luis Sirimarco

Compositor, arreglador, productor y docente argentino. Toca piano, teclados, bajo, contrabajo, guitarra, batería, vibráfono y tiene conocimientos de clarinete. Tocó con Sandra Mihanovich, Malosetti, Antigua Jazz Band, Botafogo, entre muchos otros. (+ INFO).

Ver todas las entradas de Luis Sirimarco →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.