Anabella Paraber: el arte como estilo de vida

Es una cantante, compositora, performer y actriz argentina nacida en la provincia de Córdoba y radicada en la Ciudad Autónoma de Bs As. Realiza sus primeras presentaciones a los 19 años. En el año 2000 viaja a México DF donde se presenta como cantante en vivo en Radio City México y hace notas para Televisa Radio y en la prensa gráfica: Excélsior. Al año regresa al país y realiza presentaciones como cantante en distintos escenarios de la ciudad. Entre los años 2006 y 2007, en paralelo a sus composiciones solistas, realiza teatro musical. Escribe e interpreta sus propias obras en formato de unipersonal: Tertulia una velada épica (2006) y Crucifixión en Roma (2007) con ambas obras se presenta en los teatros: Manzana de las Luces, teatro El Convento y la Asociación Dante Alighieri. Participa en otras producciones musicales: con la dupla Carlos Abregú-Ángel Mahler Estrenando en el Auditorio de Belgrano, Eufrasia el amor que cruzó el océano. En 2020 lanza el EP: «Anabella Paraber Canciones». En mayo de 2021 estrena el single «Quiero hablarte», una obra conceptual que incluye lanzamiento del videoarte «Quiero hablarte», disponible en todas las plataformas digitales.

Hola Anabella ¿Cómo estás? ¿Cómo te afectó la Pandemia este tiempo?
— ¡Hola! Intentaré responder a esta pregunta tan difícil, sin embargo, no puedo dar una respuesta cierta. La pandemia es una transición, significa un viaje largo, a lo desconocido. Cuando arrancó fue el misterio, luego las ganas de darlo todo porque no se sabía si había un mañana y en el presente, una especie de limbo donde caminamos a unos centímetros de la tierra porque no podemos hacer pie, nos deslizamos pero seguimos andando con valentía.

Acabás de lanzar en 2021 tu single “Quiero Hablarte” (con video incluido) ¿Qué nos podés contar de él? ¿Qué diferencias hay con tu anterior trabajo “Anabella Paraber Canciones” (del año 2020)?
— En realidad el EP Canciones se editó en las plataformas digitales en el 2020 pero tuvo otras versiones musicales años atrás, Este formato musical es actual pero no así las composiciones originales que fueron mutando a lo largo de los años. Respecto a “Quiero Hablarte”, grabado en el 2021 en el estudio El Pie en plena pandemia, apunta más a una obra conceptual. Aquí aparece una idea general del amor y su pérdida y otros conceptos más filosóficos como el vacío existencial, la búsqueda, etc.; también merodea el mito del doble fantasmagórico que cada individuo tiene en el mundo dando vueltas, sería así como un desdoblamiento. En el video actúo los dos personajes, que te comento ya que el teatro y la música van de la mano y en realidad este trabajo audiovisual pretende como finalidad, el cruce de lenguajes artísticos.

Mirá También
[DISCOS] Así se hizo Abbey Road (Beatles-1969)
[ARTÍCULO] Síntesis de la Música Popular Angloamericana (nuevo libro)


¿Cómo se inició tu camino en la música, y en particular con el canto y la composición? ¿Quiénes
fueron tus profesores?
  

— Mi camino en la música se inicia como cantante hace más de veinte años, mis primeras profesoras fueron de la Ciudad de Córdoba ya que soy oriunda de allá. Con ellas adquirí la técnica vocal, luego con el bagaje a través del tiempo vinieron la interpretación y el deseo de componer o contar mis propias historias. Arranqué con baladas, luego toqué con músicos del rock, pasé por los boleros, pertenecí a una agrupación de musicales, trabajé con el director Carlos Abregú y Ángel Mahler… aunque siempre tuve la necesidad de volver a mi mundo, ese lugar único donde nace la creación, ahí me quedé por lo genuino y valiente que implica defender tu voz, tu relato.

¿A quiénes reconocés como referentes o influencias musicales?
— A mi propio instinto, al oído educado para reconocer lo bueno, lo maravilloso que hay en artistas grandes de todos los tiempos: John Lennon, Tina Turner, Freddie Mercury, Led Zeppelin, los y las boleristas clásicas, la música instrumental y de películas, todo lo que suena en el universo y ¡suena bien! (risas).

¿Crees que existen diferencias entre la música que vos escuchabas en tus comienzos y la que se hace hoy en día? ¿Qué grupos o solistas actuales recomendarías? ¿Te gustaría colaborar con alguno?
— Totalmente diferente. Creo que antes había un formato canción que ahora prácticamente se destruyó, en lo contemporáneo hay cosas interesantes pero el formato canción ya no existe o solo pocos artistas lo ejercen. La melodía y la armonía ya no conviven, viven en casas separadas. Actualmente me parece súper interesante una cantante española llamada Concha Buika, su fraseo es exquisito y su interpretación grandiosa. Rescato en el presente, las máquinas, los sonidos que emiten, la pluralidad de efectos y combinaciones que brindan son maravillosas, ahí radica el fuerte de lo contemporáneo, en la enorme diversidad de materiales para edificar música y en la democratización para acceder a esos programas. Me encantaría siempre colaborar con todas las vertientes musicales, en lo distinto está el secreto de lo original.

¿Qué querés trasmitir en tus letras? ¿Buscas dar algún mensaje? 
— No busco a priori transmitir nada, es más una necesidad de expresar, algo que empieza y tiene que salir y derramarse como un volcán, ojalá esa lava creativa se vierta sobre la mayor cantidad de personas posible pero no es la finalidad o efecto que busco con mis canciones. Aunque pensándolo bien, el mensaje sería: no quiero dar mensajes.

¿Sos músico y/o docente musical?
¿Querés darte a conocer?

>>MIRA<<


¿Qué papel juega el teatro en tu música y en tu vida?

— Primero apareció la cantante desde temprana edad y más sistemática a los 19 años. Con el tiempo ingresé al ex IUNA, ahora UNA (Universidad Nacional del Arte) y me formé en teatro, egresé como profesora y luego hice un posgrado de cruce de lenguajes. Siempre me pareció natural la hibridación de disciplinas artísticas.   

Incluso editaste un libro de poemas…
— Sí, hace algunos años, Se titula Tedio Rosa, precisamente habla de los tópicos de la existencia humana: el amor, la muerte, el vacío, la soledad, etc. Llevo la metáfora de la poesía a todos los lenguajes del arte o al menos eso creo, lo intento.  

¿Cómo es tu método compositivo? ¿Primero la letra, la música, ambas juntas?
— La “pregunta del millón” y sin una respuesta cierta. En general primero la letra, luego la música, en otros casos van al unísono de manera sincrónica, todo al mismo tiempo. Muy rara vez utilicé la música primero como procedimiento compositivo.          

Mirá También
[ARTÍCULO] ¿Rock vs Jazz? ¿3 o 3000 acordes?
[OPINIÓN] 23 ejemplos de letras machistas en el Rock Argentino


— Según tu criterio ¿Qué características debe tener un buen músico/artista?
— La verdad, la verdad y nada más que la verdad. Ser fiel a uno mismo. A partir de allí debería ser bueno lo que crea porque sería original, no sería copia de nadie.

¿Cómo fue tu experiencia de presentarte durante un año en México DF en el año 2000?
— Difícil, hice tres viajes durante ese año, fueron mis comienzos, poco cobre en el bolsillo y un arca de ilusiones. Trabajé con una compañía artística como cantante internacional, hice algunas presentaciones con ellos y prensa gráfica en el Excelsior y radial en Televisa Radio y Radio Fórmula. Volvería.                      

No Olvides Descargar…
[CD-GRATUITO] Selección I (compilado con los mejores temas de nuestros colaboradores)


— ¿Cuáles son tus planes a futuro?
— No dejar que la vida me sorprenda (risas). Andaría armada con escudo y empuñando mis convicciones a flor de piel, siempre me gustó lo épico, las heroínas y guerreros que no andan pidiendo permiso por la vida. La epopeya del héroe o heroína trágica, darlo todo por los ideales y no hablo necesariamente de lo musical, aunque también aplica a esa idea.

— ¿Hay alguna anécdota que recuerdes y quieran compartir con los lectores?
— Sí, en mis comienzos musicales con músicos del rock, viniendo yo de formación baladista, una vez fui invitada a cantar a una fiesta de grupos de músicos y canté una composición propia llamada “Al Centro del Paraíso” cuya versión era lenta, tipo hard-rock/melódico y el músico que me acompañaba para hacerse el canchero, modificó el ritmo de la canción y la llevó al hard rock duro con distorsión y velocidad, es decir, como dicen en la jerga, “al palo”, pero como buena capricorniana terca me mantuve en mi tesitura vocal y seguí cantándola como balada y este músico no tuvo otra opción que desacelerar el ritmo de su instrumento y acompañarme musicalmente con tiempo de balada.

— ¿Cómo puede hacer la gente para escucharte y saber más de vos?
Googlear mi nombre: Anabella Paraber y ver en youtube el video «Quiero Hablarte». También en las plataformas digitales y seguirme en las redes sociales: Instagram y Facebook

Por último ¿Qué te gustaría decirles a los lectores de nuestra revista?
— Que el arte no es solo grabar una canción y subirla a las redes, tampoco filmar un video y tener miles de visualizaciones. El arte es la manera en que miramos la vida. Sino prueben mientras viajan en un colectivo mirar al cielo por la ventanilla. Gracias encontrarte Musical, colegas, por su tiempo. Saludos a todos los que en este momento me están leyendo, los imagino.

¿Conocías la música de Anabella? Queremos conocer tu opinión.

NO olvides dejarnos tu comentario, al final de esta página

Volver Arriba

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.