Humanizando la Escala Cromática

Hola a tod@s y bienvenid@s a esta serie de datos y material que espero les ayude a seguir avanzando en éste, nuestro querido instrumento.

Obviamente mi deseo es alcanzarles a todos, principiantes y avanzados, algo nuevo. Para los que empiezan todo será de gran utilidad. Para los que ya están duchos en la materia, pretendo brindar una nueva mirada sobre elementos básicos e importantes, con el agregado de una banda sonora conteniendo ejemplos originales especialmente compuestos para la ocasión.

Hoy nos ocuparemos de la nunca bien ponderada Escala Cromática, escala fundamental de la música occidental que contiene los 12 sonidos que van de octava en octava.
Por ejemplo, comenzando desde Do, la serie por semitonos sería así:
C, C#, D, D#, E, F, F#, G, G#, A, A#, B y desde C, la octava, comienza el mismo ciclo nuevamente.
Recuerden que si usamos bemoles tendríamos la misma rueda con los mismos 12 sonidos pero escrita enarmónicamente así:
C, Db, D, Eb, E, F, Gb, G, Ab, A, Bb, B y C nuevamente.

De esta escala derivarán otras escalas básicas que iremos viendo próximamente. Para los que se inician, esta escala es ideal para la primera clase ya que con ella usan los 4 dedos de la mano izquierda, además de aprender las alteraciones.

Videos de BAJO

El uso práctico que yo mismo le doy es de “calentamiento” de dedos antes de un ensayo o salir a tocar, algo que muchos de ustedes. habrán hecho más de una vez. Pero, coincidirán conmigo en que es una escala prácticamente nula melódicamente y hasta se podría decir algo aburrida, y es verdad.
Por eso, mi ejercicio-tema tratará de desmitificar estas razones ya que no es la clásica escala arriba-abajo sino algo mucho más musical y copado o enrollante. Y usando los mismos elementos.

Primero aclaremos cómo se digita esta escala clásicamente: En cada una de las 4 cuerdas haremos lo mismo, la cuerda al aire (comenzamos por la cuarta o nota E) y los dedos 1,2,3 y 4 sobre los trastes 1,2,3 y 4, uno por uno por supuesto. Se repetirá lo mismo en las tres cuerdas restantes, la tercera A, la segunda D y la primera G y descendiendo hasta la nota en que comenzamos con los mismos dedos pero al revés.

El siguiente paso es que al llegar a la primer cuerda se usarán los mismos dedos 1,2,3 y 4 pero en los trastes 1,2,3 y 4, se cambia la posición en el mástil para usarlos en los trastes 5,6,7 y 8 y luego también en los trastes 9,10,11 y 12.
Se descenderá inmediatamente con la misma serie de 4 dedos pero todo al revés hasta llegar a la primer cuerda al aire. Repetir lo mismo en cada una de las otras 3 cuerdas.

Lo importante es conseguir un pulso uniforme, que cada nota que pulsemos tenga el mismo valor que las demás, además de cuidar la intensidad de pulsación de los dedos índice y medio de la mano derecha, no darle más acentuación a una nota que otra.

Mirá También
[CD GRATUITO] El nuevo rock-pop under

Y ahora sí pasamos a la partitura con tablatura para tocarla junto con el audio preparado para la ocasión.

¿QUIERES Recibir GRATIS la PARTITURA (PDF) en tu E-MAIL?

El audio comienza con un compás de batería tipo “8 Beat” -o sea, subdividida en corcheas- a modo de cuenta. Desde el segundo compás ya escucharán el bajo y la guitarra.
Por razones melódicas de mi composición, nos quedaremos (como a la manera clásica) en los trastes 1,2,3 y 4 pero repitiendo la frase con desplazamientos rítmicos.

Atención al compás 17 porque allí sigo ascendiendo hasta el traste 12, la nota G de la tercera línea adicional superior en forma de corchea, ligada a la redonda del compás 18, y en este mismo compás, en el primer tiempo a tierra, se toca el E de la cuarta cuerda al aire, que, al juntarse con al nota G recién mencionada, da una impresión armónica de acorde E- (el guión significa menor).

Para concluir, desde la última corchea del compás 19 y hasta el final en el compás 27, tocarán 4 ciclos descendentes de dos compases cada uno, desde el traste 12 a la cuerda al aire, en cada una de las 4 cuerdas.

Para los bajistas de 5 o 6 cuerdas hagan lo mismo que aquí, pero agregando otro ciclo por cada cuerda más que tengan.

Por último deseo agradecer a mi amigo y gran guitarrista Guillermo Arrom, quien colaboró tocando sus “power chords” para darle el clima adecuado a este ejercicio/tema.

Si tienen Balance pueden hacer desaparecer el bajo moviéndolo todo hacia la izquierda, ocasión ideal para imitarme y superarme.

Pueden acceder al audio (en SoundCloud) a través del siguiente link

Un gran saludo y hasta la próxima.

Y vos ¿usás esta escala? Queremos conocer tu opinión.

NO olvides dejarnos tu comentario, al final de esta página

 

Volver Arriba

Compartir en

¿Quién es Gustavo Gregorio?

www.gustavogregorio.com Bajista, compositor, arreglador y docente. Trabajó con Moris, Pappo, Pedro y Pablo, Piero, Claudio Gabis, Miguel Cantilo, etc. Autor de los métodos Cuatro Cuerdas y Bajo Bassico y arreglador/orquestador de Rock Argentino en Estado Sinfónico.

Ver todos los artículos de Gustavo Gregorio →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.