¿Rock vs Jazz? ¿3 o 3000 acordes?

“¿Cuál es la diferencia entre un roquero y un jazzista?
Un Roquero toca tres acordes frente a 3000 personas,
Un jazzista toca 3000 acordes frente a tres personas”

A partir de la siguiente frase-meme-chiste que circula por las redes sociales, nos permitimos preguntarles su opinión a algunos talentosos músicos dignos representantes de ambos géneros (jazz y rock).

Más allá del rechazo o simpatía inicial que el meme pueda producir, es obvio que algo de verdad hay en él; Pero es una verdad a medias. Por un lado es cierto que el público y los lugares donde se escucha jazz son más reducidos y de alguna forma el rock es más “popular” (por nombrarlo de alguna forma). Aunque también hay varias excepciones: he visto grupos de rock tocando para muy pocas personas en un bar, por ejemplo, y por otro lado el alto poder de convocatoria de jazzeros como Pat Metheny (llenando estadios, literalmente). O el mismo Astor Piazzolla, cuyo estilo tenía bastantes elementos del jazz (como también del tango y de la música académica/clásica) y logró un importante éxito, llegando a ser apreciado por miles de personas en todo el mundo.
Otro tanto podemos decir en cuanto a la “cantidad de acordes” (como si su cantidad determinara la calidad o la emoción de la música). Solo por citar algunos pocos ejemplos: Litto Nebbia, uno de los padres del incipiente rock en español en los años 60 (con su grupo Los Gatos) tenía –y tiene– unas muy ricas armonías en sus temas; Otro tanto el “flaco” Luis Alberto Spinetta que toda su carrera –ya desde Almendra– coqueteó con el jazz y sus armonías y sonoridades. Y por último, un joven Charly García que cuando tenía que “pasarle los temas” de Sui Generis a los músicos de La Pesada del Rock And Roll (con los que grabaron su álbum debut Vida en 1972) todos quedaban sorprendidos por “la gran cantidad de acordes” que tenían las canciones (vean, sino, por ejemplo: “Natalio Ruiz, el hombrecito del sombrero gris”).

Bueno, luego de esta pequeña introducción pasemos, ahora sí, a la opinión de los músicos.

Patricio Villarejo : Violonchelista, compositor, arreglador y productor. Director de la Kashmir Orquesta (bautizada por Charly García en su presentación en el Teatro Colón en 2013). Integra la Orquesta Sinfónica Nacional Argentina. Tocó con Osvaldo Pugliese, Mercedes Sosa, Pedro Aznar, Fito Páez, Diego Torres, Convergencia, Litto Nebbia, Julieta Venegas, Peter Gabriel, Cecilia Etchenique, Eva Ayllon, Astor Piazzolla, entre muchos otros.
“Para mí no importa la complejidad de la música, ni el estilo, ni la forma. Se trata de llegar. Emocionar. Y tampoco si hay 3 o 3000 escuchando. Yo me dirijo a un solo corazón, pero con sinceridad. Eso es lo que vale, lo demás es negocio de los productores.”

Héctor Pegullo : Bajista, productor, compositor, cantante y docente. Creador del festival Solo Bajo Bs. As. y del Trío Argentino de Bajos. Compuso música para teatro y cortos. Participó en Sur 7-89, La Tribu y -actualmente- Kabaret Eklectiko, Pegullo & Fernández y Bacteria. En el ámbito del jazz tocó junto a músicos como Tony Salvador, Eduardo Ravera, Marcos Cobos, Fats Fernández, etc.
“Y, digamos que no es tan así, pero algo de razón tiene en el fondo. Hay rockeros que también tocan ante tres personas, ya que el rock es un rótulo que abarca muchos tipos diferentes de rock, y también hay jazzeros que tocan ante multitudes. De todas maneras, lo importante es siempre hacer la música que nos haga felices y poder compartirla tanto con 3 como con 3000; Ese es el éxito verdadero: la felicidad de cada uno.
Y si me permiten un agregado: Confucio dijo: ‘Busca una profesión que te guste y nunca trabajarás en tu vida.'”

Rinaldo “Rino” Rafanelli : Bajista, guitarrista, cantante, compositor, productor y arreglador. Tocó en Color Humano, Sui Generis, Polifemo, Seleste, Banda Spinetta y Banda de Charly García. También integró Coral, Alphonso S’Entrega y actualmente el power trío RimanBloom!
“Eso es una ‘gilada’, es una visión muy superficial de lo que es la música de rock o de jazz… no se trata de cantidad de acordes… se trata de emoción, y cada músico de cada estilo tiene el suyo… ¡o no!”

Más humor musical haciendo clic aquí

Juampy Juárez : Considerado uno de los referentes de la guitarra moderna a nivel mundial (Blog Prepared Guitar) Este innovador guitarrista, docente y compositor ha tocado, girado y/o grabado con músicos de la talla de Ben Monder, Howard Alden, Steve La Spina, Pedro Aznar, John Stowell, Sid Jacobs y Jack Wilkins, Gene Bertoncini, Harvie S., entre muchos otros.
“En primer lugar, no creo que ningún estilo o género musical sea mejor que otro. Como me dijo una vez Pino Marrone: ‘No es más Bach que BB King‘ y estoy de acuerdo. Todos los géneros musicales y artísticos son formas de expresión de igual valía.
Pero en lo personal, que he tocado Rock y sus derivados profesionalmente por décadas, y además me he dedicado al Jazz desde los 16 años, estilo al que me introdujo mi primer maestro Marcelo Mayor, tremendo guitarrista pampeano, voy a dejar escrito simplemente porque elegí el Jazz como lenguaje principal para mi música:
Por la libertad que me ofrece. Esa es la mejor respuesta y más concreta. El Jazz me permite improvisar, solo, en dúo, trío, cuarteto, etc. Además, el léxico del Jazz es infinito o un número finito muy alto, con lo cual es inagotable al menos para los estándares humanos. Nunca veo un final, siempre el horizonte se me expande. Tocando rock sentía que el idioma propio que tiene era más chico que cuando toco Jazz. Si bien el rock me permitió tener un grupo de amigos, hermanos diría, por muchos años, convivir con ellos, crecer con ellos, humana y artísticamente, cosa que en el Jazz eso no existe. El Rock tiene más limites armónicos, melódicos y rítmicos –por definición– que el Jazz, porque además el Rock no deja de ser una música comercial cosa que el Jazz hace rato que ha dejado de serlo. Pero el Rock tiene la ventaja que todos sus músicos piensan en componer un álbum conceptual, con su arte de tapa, vestimenta, luces y escenografía en vivo, ropa apropiada al show, cosa que en el Jazz no existe, y creo que sería bueno que el músico de Jazz al menos piense en hacer ¡una lista de temas! (risas). En conclusión: ambos estilos tienen diferentes posibilidades que nos brindan un camino para expresarnos desde el corazón. Podemos decidir tocar uno y otro, o los dos, ¿porque no?”

Willy Quiroga : Mítico bajista, cantante y compositor de Vox Dei.
“Ambos están tocados por la misma magia… la música. No midamos por la cantidad, sino por la calidad; y eso pertenece al área de la precepción personal.”

Gustavo Gregorio : Bajista, compositor, arreglador y docente. Trabajó con Moris, Pappo, Pedro y Pablo, Piero, Claudio Gabis, Miguel Cantilo, etc. Especialmente activo como orquestador sinfónico, prepara la presentación en vivo de su CD Rock Argentino en Estado Sinfónico.
“Generalizando, el rock es una música visceral y el jazz es intelectual, ninguno es mejor ni peor que el otro, son simplemente distintos y son estilos que encajan en las tan distintas y variadas personalidades y formas de sentir la música de cada persona que los elije como propios.
Me tomo como ejemplo, en mi adolescencia y primera juventud el jazz no me interesaba en lo más mínimo porque no sentía nada con él, el rock era lo que me atraía y se me hizo carne, en la piel y en la sangre, me rompía la cabeza escuchar a los Beatles, Rolling, Hendrix, Zeppelin, Purple, etc. Quiero decir: la capacidad de convocatoria es muchísimo mayor porque el rock se adopta por instinto, sin pensarlo, y se asiste compulsivamente a cuanto concierto uno pueda ir para vivir una y otra vez esa experiencia interna tan fuerte que es el rock, así nos gastemos todo el dinero que tengamos sólo en escuchar a nuestros ídolos rockeros, valga lo que valga la entrada (así lo hice yo en su momento y así lo hace mi hija adolescente hoy día).
Esos tres acordes se pueden escuchar mil veces y siempre suenan frescos como si fuera la primera vez. Quizás con los años, vamos necesitando más acordes para ensanchar nuestras fronteras sonoras y en vez de estar saltando en la pista elegimos un buen whisky sentados a una mesa. En mi caso me siento muy feliz de que los dos hayan encontrado un lugar en mi corazón y me sienta igual de bien tanto con uno como con otro. (¿Rechazo al meme? Ninguno, es una verdad gigante como el palacio real).”

Mirá También
[CD GRATUITO] El nuevo rock-pop under

Roberto Luis Moreno : Bajista, contrabajista, compositor, arreglador y docente. Tiene 4 discos editados. Participó de festivales en Argentina, Uruguay, Cuba, México, Ecuador y Colombia. Finalizó su primer libro El Bajo Eléctrico en la Música Latinoamericana, en vías de publicación.
“Para empezar, puedo enumerar las principales similitudes entre las dos corrientes. Cada una de ellas nació como un símbolo de expresión y Libertad. Como un canto a la esperanza y las ganas de ser libres. A mi entender, el jazz mantuvo esas características, por ejemplo, en la improvisación y en que uno puede tocar un tema muchísimas veces y siempre va a ser distinto. El Rock tiene una estructura más estándar y eso lo hace un poco más previsible. Igualmente, esto no le quita méritos. Rítmicamente, el rock es más rico (siempre en mi forma de pensar, no tengo la verdad) y podríamos decir dinámico. Las bases de bajo son variadas, aunque el walking en el jazz crea un clima muy interesante. Donde el jazz saca ventajas es en la parte armónica. La complejidad de los acordes que se utilizan produce un entramado armónico muy difícil de superar para cualquier estilo. Esto obliga a usar determinadas escalas y patrones que no quedarían bien si uno toca esto sobre un tema rockero. Muchos dicen que el jazz es música para músicos, para estudiosos y el rock más “calle” pero a mi forma de ver, para ser buen músico e interprete hay que estudiar muchísimo independientemente de cada estilo. Resumiendo, son dos estilos muy interesantes que continúan en constante crecimiento y muy lindos para escuchar y tocar. ¡La música no se puede privar de ninguno de los dos!”

Alejandro Correa : Bajista, guitarrista, compositor, cantante, arreglador, conductor radial y docente. Tocó en Sui Generis, Hincapié, Impresiones (jazz), Melodía de Hollywood, Hora Cero (tango), y con Bibi Voguel (Brasil), Ricardo Pellicán; Héctor López Furst, entre muchos otros. Dicta clases de guitarra, bajo eléctrico, lectura musical, armonía e improvisación en forma particular y en diversos Conservatorios e Institutos.
“Mas allá de la ironía de la frase que dispara el texto del título, y que en algún caso refleja alguna de las realidades posibles, digamos en principio que, a mi entender, las diferencias entre lo que conocemos como ‘jazz’ y como ‘rock’ se reducen a algo tan simple y sencillo como esto: el enfoque que le da el intérprete a la música que está haciendo. Las diferencias, grandes o pequeñas, cercanas o lejanas, entre géneros como el jazz y el rock no pasan tanto por la música, como por el modo que elije un músico para interpretar la música que hace. Esto va mas allá incluso, de la intención de la persona que compuso el tema. La mayoría de lo que hoy conocemos como ‘standards’ de jazz, son obras de la música popular estadounidense y en gran medida de las comedias musicales, que eran moneda corriente en la escena de los años 30, 40 o 50 en aquel país y fueron interpretadas después por músicos de jazz. Punto.
No creo que Bach haya siquiera supuesto que con su música se podría hacer ‘jazz’. Pero se hizo. Y se sigue haciendo jazz con Bach. Algo similar ha sucedido con la música de los Beatles. Se han hecho obras de arte de clara coloratura jazzistica con algunas de las músicas de Lennon/Mc Cartney. Por eso también músicos de rock han hecho -y siguen haciendo- “música culta”. No creo que Musorgski haya imaginado que Keith Emerson y amigos lo irían a versionar, como lo hicieron, un siglo después. Por eso la línea divisoria -o la pretendida línea divisoria- siempre fue indefinida y confusa. Y hasta apareció un género, a fines de los 60, que se conoció como ‘jazz-rock’. La única división real en la música es si está bien hecha o no. Lo demás son simples anécdotas.”

Y a vos ¿Qué te parece? Queremos conocer tu opinión.

NO olvides dejarnos tu comentario, al final de esta página

 

Volver Arriba

Compartir en

About Simón Zarub

Músico y programador de PC. Fundador y director de la revista encontrArte Musical.

View all posts by Simón Zarub →

9 Comments on “¿Rock vs Jazz? ¿3 o 3000 acordes?”

  1. Mejor comentario q los músicos q suscribieron esta nota. Imposible.
    Coincido con el común denominador.
    No se trata de 3 ó 3000 personas o acordes. Se trata de llegar al corazón del auditorio. Sean muchas o pocas personas.
    Lo importante. Es el contenido de la armonía letra si lo tuviese. Y predisposición del auditor. A escuchar lo q el artista haga.
    Ambos se merecen respeto. X los 3 acordes o 3000.
    Ó por las 3 personas o 3000. Q quieran escucharlo. eso. Es cultura.

  2. Amo el rock y el blues, me llenan el alma con sus tres acordes… y los tres mil no me llegan a emocionar por mas que lo escuche y aprecie su calidad .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.