Así se hizo: Instituciones (Sui Generis–1974) Parte I

Escuchar un disco analíticamente nos permite descubrir cosas interesantísimas. Consultar biografías oficiales también. Sin embargo, cuando es posible recurrir a los testimonios exclusivos de los que estuvieron ahí la escucha se nutre y enriquece de anécdotas históricas a veces, como en este caso, diferentes a lo ya conocido. Alejandro Correa, el bajista de Sui y columnista de esta revista, quien nos contó como fue la historia… Una mirada diferente y no menos oficial que la expuesta en “No digas nada” la biografía de Charly García escrita por Sergio Marchi.

Tu imagen en el Mellotrón

El plato comienza a girar y la púa vibra al compás de unos raros sonidos nuevos, que parecen violines… pero no lo son.  Siniestra, acaso diabólica, la mano derecha de Charly García pulsa las teclas de un Arp String Ensemble, uno de los primeros sintetizadores que emulaban cuerdas.

Según ha contado García en una entrevista que le hiciera Santo Biasatti –a fines de los ’90– con motivo del lanzamiento de su biografía oficial (escrita por Sergio Marchi), “los sintetizadores a nuestro país llegaron unos añitos más tarde porque el Sindicato de Músicos no estaba de acuerdo: si reemplazan, los violinistas no pueden tocar. Ahora los entiendo”.

Recuerdo que la primera vez que escuché “Las increíbles aventuras del Señor Tijeras” era un niño, era de noche, tenía los auriculares puestos, llovía con relámpagos. Y me asusté. Era una música extraterrestre, rara, diabólica. Los gritos, los arreglos. Y de repente el sol. La mañana. El folclore.

videos rock argentino

En la misma entrevista televisiva –citada dos párrafos arriba– Charly señaló a Jorge Álvarez como un gran productor y le atribuyó el mérito de haber experimentado con todos los efectos posibles en aquella época, destacándose el delay (un efecto de repetición, parecido al eco, que sobre sale especialmente en “El show de los muertos”, aplicado al saxo, que, si no me equivoco, no es un saxo real sino una excelente, excelentísima emulación diseñada por Charly desde un Minimoog).

Según Charly, en esa entrevista, y en algunas otras aparecidas en el diario Clarín, fue Jorge Álvarez quien aplicó a los platos de la batería, incluso a los cuerpos (menos al bombo) un efecto de flanger (algo que usaba Génesis en sus baterías), muy extraño, muy raro para la época.
Este tipo de manipulación sonora tiene que ver con el concepto de rock progresivo, que en la carrera de Charly fue logrado en el “Adiós Sui Generis” incluso aún más que cuando se lo propuso seriamente, en La Máquina De Hacer Pájaros. “El mérito lo tiene Jorge Álvarez por haber producido algo que no existía” le decía Charly a Santo.

Sin embargo, una de las principales funciones del periodismo, es hallar y publicar la verdad y sin ánimo de juzgar los dichos de García, expondremos ahora algunas declaraciones ofrecidas por Alejandro Correa, un gran músico que, en aquel entonces, era el bajista de Sui Generis (ver nota en Encontrarte-Musical número 3, página 20).
Jorge no tuvo nada que ver con el sonido o la música de Sui Géneris, mas allá de que no era un mal tipo ni mucho menos, es más, era un tipo muy piola pero que pensaba de otra manera, esto no e sí, ni bueno ni malo, pero está bien decirlo. El sonido de Instituciones es obra de Charly y de Billy Bond, que oficiaba de técnico de sonido y era muy zarpado en cuanto a probar cosas. Era ‘el bondo’ –como le decíamos– el que estuvo en la consola y el artífice el sonido de Instituciones, tanta es su participación que por eso aparece en la foto, opinaba y proponía y generalmente cosas piolas que terminaron quedando”.

Mirá También
[ENTREVISTA] El Rock Argentino contado en un libro
[VIDEO] Top 13 versiones del Fantasma de Canterville (enganchadas)

Cuando comenzamos a nacer

Es difícil escribir una historia oficial ya que cuando a Charly se le pregunta sobre la historia de Sui Generis ocurre que, según su estado de ánimo el día de la entrevista responde de manera diferente. En el mencionado reportaje con Santo Biasatti dijo, entre otras cosas, que todas las ideas de tapa fueron de él menos la de “Vida”, que la idea del concierto despedida en el Luna Park había sido de él, que Jorge Álvarez era un gran productor… y en este reportaje publicado una década antes por la revista “Rebelde” dijo todo lo contrario.

Repasando un poco la biografía del grupo, el nacimiento (público) de Sui en boca de Correa coincide finalmente con lo que Charly y Nito contaron a la prensa en el año 2000 con motivo de la reunión, aunque aquí con más detalles y datos interesantes.

Dice Correa: “Jorge Álvarez fue el productor del sello ‘Talent’, que operaba en ‘Microfón’, para la edición de artistas de rock argentino. Había sido el propietario de una editorial muy famosa en los 60: ´Editorial Jorge Álvarez´ y cuando se funde la editorial se mete en el asunto del rock, por entender que este género era el mejor representante de la contracultura y su modelo de esto era Manal, es decir rock duro y contestatario. El gordo Pierre Bayona, personaje de la época, medio manager y descubridor de talentos, ´descubre´ al Sui Generis, todavía grupo (pero en proceso de disolución). Y realmente es él, el gordo Pierre, quien empieza a moverse para meter al ya dúo Sui Generis en alguna parte. Porque hasta ese momento todas las pruebas en sellos como ‘Music Hall’ o la ‘Poly-gram’ habían sido un fracaso monumental. Hubo otras, igualmente desastrosas porque ninguno de los ´productores´ que escucharon al grupo primero y al dúo después, pensaban que esa música se podía vender o siquiera que era buena, aunque sea para catálogo. El gordo Pierre es el primero –digo, de los que eramos músicos o gente de nuestra edad– que pensaba exactamente lo contrario, la historia ha sido injusta con el verdadero descubridor de Sui Generis y quien se da cuenta del talento de Charly. Es en ese momento cuando lo empieza a visitar a Jorge Álvarez, que ya se había fundido también con ´Mandioca´ (el primer sello que hace) y ya operaba con Microfón como productor independiente. Entre 1971 y 1972 empieza este trabajo del gordo, con rebotes varios, pues Jorge decía que eso era muy blandito, casi que no era rock, que para él –ya pasado Manal–, rock ahora era ´La Pesada…´ con Billy Bond, a la cabeza” .

Según Correa, Pierre insistió mucho y como grabar un disco en 1972 no era tan complicado como lo sería un par de años después, así fue como Jorge Álvarez accede a que se grabe “Vida” en los huecos que quedaban en la grabación de un disco de La Pesada del Rock And Roll.

Más humor musical haciendo clic aquí

Aunque “Instituciones” es casi unánimemente recordado como el mejor disco de Sui, si alguien dice «Sui Generis» el recuerdo será el de un dúo Folk similar a Simon & Garldfulken.

Y ocurre que, básicamente, Instituciones es un disco de rock progresivo hecho por una banda Folk. El Folk está presente en toda la obra de Sui.

Nito se ha comparado algunas veces con James Taylor.
Para Correa, la voz de Nito es más cálida y limpia y no es “blusera” como la de Taylor.

Yo creo que uno tiene influencias, y superficialmente podemos encontrar similitudes entre Ismael Serrano y Serrat, así como creo que las hay entre Nito y su ídolo. Viene a mi mente ahora un concierto de Nito ofrecido en “La Trastienda”, en el año 2000, con María Rosa Yorio, Pipo Cipolatti, León Gieco y Charly como invitados, antes de la reunión, en la cual, mientras el publico esperaba ansioso el comienzo del show, de los altavoces salían los temas del “Greatest Hits” de Taylor, (el de la tapa blanca). Es subjetiva esta opinión, claro está, y estoy seguro que más de un admirador de Serrat o Ismael (o de Calamaro o Coty Sorokín) odiará toda comparación posible.

“Vida” (1972), “Confesiones de Invierno”(1973) y “Pequeñas anécdotas sobre las Instituciones” (1974/1975) son los tres discos de estudio que conforman la discografía de Sui Generis (descontando los registros en vivo y la reunión en el nuevo milenio).

Mirá También
[ARTÍCULO] ¿Rock vs Jazz? ¿3 o 3000 acordes?
[ARTÍCULO] Mariposas de madera: El homenaje al rock argentino fundacional

Si uno no conoce los entretelones, puede creer –como creía yo– que el concepto minimalista de “Vida” fue buscado “a conciencia” (aclararemos esto unos párrafos más adelante).

En «Instituciones» algunos críticos hablan de “evolución”.
Yo creo que la evolución va de la A la Z, como en los Beatles.

Sinceramente no sé si no son más hermosos los arreglos orquestales del disco anterior (Confesiones de Invierno) pero, de todas formas, son diferentes. Pero no creo que el hecho de reemplazar una orquesta de experimentados instrumentistas por una colección de teclados pueda llamarse «evolución«.

Sí estoy de acuerdo con la palabra “experimentación”. Palabra que define la carrera íntegra de García.

Ya en “Mariel y el Capitán” –de “Vida”, el primer long play de Sui– lo que escuchamos sonar parecido a un clavicordio no es otra cosa que un piano al que Charly le colocó tachuelas en los martillos. Al momento de escribir esta nota, yo pensaba que jugarse a eso en un primer disco (y en aquella época) solo ha sido superado (antes) por la majestuosa tapa del debut de Almendra.

[ esté artículo continúa… ]

¿QUIERES recibir GRATIS el ARTICULO COMPLETO (PDF) en tu E-MAIL?

Y para vos ¿es este el mejor disco de Sui Generis? ¿qué opinás?

NO olvides dejarnos tu comentario, al final de esta página

 

Volver Arriba

Compartir en
Charlie Martínez

Acerca de Charlie Martínez

Técnico de grabación argentino nacido en 1984, escribió el libro Producción musical publicado por Users en 2013. Es músico y compositor, con varios discos editados. Realizador de cine animado egresado de IDAC. Abogado, especialista en derechos de autor. (+ INFO).

Ver todas las entradas de Charlie Martínez →

2 comentarios sobre “Así se hizo: Instituciones (Sui Generis–1974) Parte I”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.