Larralde y su polémica guitarreada de cinco horas


Comentario de Marcelo Gisler —administrador de la página de Facebook José Larralde (un gigante olvidado)— a propósito de la nota publicada el 14/2/2018 en el diario La Capital de Mar del Plata.

A los que en Mar del Plata, hace un par de días, se retiraron de la sala porque no se bancaron una guitarreada de más o menos cinco horas, a los que se fueron antes y enojados porque el “Pampa» opinaba mucho y cantaba poco, a ellos les dejo mi opinión, que no es la opinión de (José) Larralde (porque nunca hablé por él).

Me llamo Marcelo Gisler, vivo en Tornquist (Provincia de Buenos Aires, Argentina), en la calle de los eucaliptos, a dos cuadras y media del cementerio;

A los que se molestaron esa noche les digo que tendrían que buscarse otro «artista” a la hora de comprar una entrada para un «recital». Analizando un poco, un poco nomás… uno se da cuenta de que no conocen al cantor orillero, y me parece que se equivocaron de «ídolo», pretender que el “pampa” cante más y hable menos es un imposible que no se va a revertir nunca, a menos que hagan como él dice… y pongan un disco su foto pegada en la pared.

Mirá También
Cosas nomás, Larralde en El Palomar (2017)

Los que se fueron antes esa noche (yo no estuve ahí… no veo al cantor desde el 2013, de aquella vez es la foto que ilustra este artículo) son los que promueven el «pan y circo» del que suele hablar Larralde, son los que comulgan con la idea que denuncia José en uno de sus poemas cuando dice «la ignorancia es material pa´ hacer esclavos baratos«. Porque en este país hay mucha gente a la que le conviene que haya ignorantes, porque es más fácil manejarlos, no conviene abrirle los ojos a esos ignorantes, lo mejor para muchos es que los ignorantes argentinos sigan siendo eso… ignorantes, entonces con muy poco los engañan, con poco los convencen.

Después tenemos a los periodistas, los famosos «formadores de opinión» que tiran sus “tiros por elevación” para ver si alguien «pica»… como este periodista marplatense que escribió el artículo sobre dicha guitarreada.

Pero pese a todo y a todos, la gran mayoría entiende la filosofía “larraldeña” y son dignos exponentes de ello… como le pasó a esta señora que increpó al cantor porque hablaba mucho y cantaba poco, y recibió como respuesta del resto de la sala silbidos y chistidos.

Nos falta mucho para cambiar la mentalidad de los argentinos… a veces parece que Larralde debería haber nacido dentro de 100 años y no hace 80… porque hay muchos que no logran captar al cantor, se quedan con el perro ovejero que lo salió a despedir y nada más… se quedan con el pan dulce que se ve de afuera y no ven la galleta dura que guarda adentro…

Pero no los canso más con el relato, aclaro que esta es mi visión y mi opinión, y que la quise dejar acá porque soy creador y administrador de este espacio.

Los que quieran insultarme por esto tienen toda la libertad de hacerlo.

Y vos ¿Qué Opinás?

NO olvides dejarnos tu comentario, al final de esta página

Volver Arriba

Compartir en
Marcelo Gisler

Acerca de Marcelo Gisler

Oriundo de Tornquist (Provincia de Buenos Aires, Argentina), Administrador de la página de Facebook "José Larralde (un gigante olvidado)” (@ungiganteolvidado) y del blog https://joselarraldeelgiganteolvidado.blogspot.com.ar/.

Ver todas las entradas de Marcelo Gisler →

20 comentarios sobre “Larralde y su polémica guitarreada de cinco horas”

  1. Muy interesante tu comentario, conozco su obra por un compañero de trabajo que es uno de sus «seguidores». Nunca pude ir a verlo, ojalá pueda hacerlo pronto. Saludos.

  2. Es triste que después de dejar su vida en este trabajo de educar a la gallá, tanto el Pampa como tantos otros, veamos como, definitivamente, «ellos» han hecho su trabajo mejor que nosotros.
    Pero «p’alante es p’allá» y sabemos que la mañana nos espera a TODOS

  3. Excelente tu comentario, Marcelo!
    Don José Larralde es un «decidor», y además… canta!! Toda mi vida he disfrutado sus verdades (cantadas o recitadas); algunas me han «pegáu» fuerte, pues relataban mi propia vida.
    Quien pudiera AQUI, en nuestro querido URUGUAY, tener la oportunidad de disfrutar su sapiencia… 5 horas…o las q hagan falta!!
    Un gran abrazo a ti; y otro, cálido, para el Maestro, SIEMPRE!
    Sylvia Garreta

  4. Hola. me pregunto por qué hace tantos años que no lo ves. He buscado del modo de poder conocerlo en persona (tengo mis motivos) pero nunca pude lograrlo. No me interesa el circo, ni sacarme fotos ni esos etcéteras, pero, puede ser TAN difícil? me podés sugerir algo? Gracias

  5. Estuve anoche en el teatro de Flores y la verdad es que José está equivocado. No es un hecho artístico lo hace. Lo que dice no tiene ni valor poético ni narrativo. Pondré algunos ejemplos: explicó que un tractor no debe detenerse nunca porque sinó los pistones del motor friccionan y se gastan. Dio consejos de como comer cardo. Como cazar peludo, aclaró también que es casi imposible cocinarlo y que es bastante feo su sabor. Explicó que en un bar de su pueblo el vino caía al piso y como el mismo era de ladrillos, con los días ese vino caído se avinagraba. Explicó que con bosta seca podés hacer una especie de pirámide para prender fuego. Explicó como se para un mate galleta en la tapa de una pava. Amigos: así como ser guitarrista es un OFICIO ser narrador oral también lo es. El que cuenta anécdotas las prepara, las chequea con público. BASICAMENTE deben hacerte reír, emocionar o dejarte una lección de vida, y creanme no se da ninguna de las tres cosas con las de Larralde. Sé que suena raro lo que digo porque un hombre con su talento uno pensaba que sería igual de bueno en el decir que en el canto, pero no es así. Ese don que tenía Facundo Cabral por ejemplo no lo tiene Larralde. Además, ni siquiera Cabral se tomaba 5 horas de tiempo para contar sus excelentes anécdotas. Es raro que no tenga colaboradores que le hayan dicho JOSÉ, ESTÁ BIEN QUE HABLES PERO ESTO NO LE INTERESA A NADIE! Y una historia debe tener desenlace, debe sorprender, dar un giro. Bueno, nada de eso pasa con los relatos de José Larralde. Una pena. Me fui despues de 3 horas, y había cantado hasta ahí 4 canciones.

    1. Hola Oscar… respetamos tus comentarios y obviamente los publicamos ya que nos interesa la diversidad de pensamientos. Quizás no esté muy de acuerdo con alguno de tus dichos, ya que yo personalmente disfruté esas 5 horas -aunque mi cuerpo se cansó de estar sentado, obviamente- y me llevé muchas enseñanzas, simples, sencillas, quizás no muy preparadas, no como un show de stand up, pero sí creo, desde el corazón. Es mi humilde -y discutible- opinión…. gracias Oscar. Un abrazo!

    2. Estimado Oscar: Le escribe un veterano que hace 52 años disfruta del canto y del testimonio de vivencias que relata el Sr. José Larralde. Lo he ido a ver personalmente por primera vez el 5 de Enero de 1970 (hicimos una interrupción de nuestra luna de miel y viajamos a verlo), Fue en Balcarce, tuve la oportunidad de encontrármelo en la Municipalidad de Balcarce a la hora de la siesta y cambiar unas palabras con él yo tenía 24 años y él 31 años. Le pedí sacarnos una foto y se dispuso muy amablemente. Desde entonces lo he ido a ver mas de treinta veces en distintos escenarios, algunos lujosos otros como canchas de basquet en algún club y otros como en un pueblo cercano a Tandil donde cantó sobre unos tablones sostenidos por unas latas de aceite. Le puedo asegurar algo a través de los años fue cambiando su forma de actuar pero no su coherencia. Al comienzo vestía ropa de gaucho y patilla quiroguense. Luego empezó a desarrollar cada vez más sus explicaciones. Lo he visto envejecer de a poco sin romper nunca su discurso. Desde siempre hizo encender las luces de los teatros, para verle la cara a la gente, como también explicar que si no quiere el público que él hable iba a ser lo mismo que poner una foto suya junto al tocadiscos. Hasta aqui mi experiencia personal. La gente que lo sigue no lo mira por televisión y pocas veces lo escucha porla radio. Ha hecho pocos reportajes y su publicidad es casi nula. Sin embargo en todo el país la gente lo sigue religiosamente. Las salas están siempre llenas y sus relatos son escuchados con fruición. Los últimos recitales en que fui a verlo fue en el teatro Helios de Palomar y en el teatro de Flores que Ud, concurrió y hace la crítica al respecto que no comparto. Porque el tipo de narrador que Ud. espera no es el que representa Larralde, él es un hombre de campo con otro tipo de relato, fijesé que la parte «humorística» de sus historias son de experiencias de hombre «mal llevado» como dicen en el campo. Como hay gusto para todo, entiendo su desinterés por lo que transcribo según sus palabras:explicó que un tractor no debe detenerse nunca porque sinó los pistones del motor friccionan y se gastan. Dio consejos de como comer cardo. Como cazar peludo, aclaró también que es casi imposible cocinarlo y que es bastante feo su sabor. Explicó que en un bar de su pueblo el vino caía al piso y como el mismo era de ladrillos, con los días ese vino caído se avinagraba. Explicó que con bosta seca podés hacer una especie de pirámide para prender fuego. Explicó como se para un mate galleta en la tapa de una pava. Bueno TODO ESO ES VERDAD. A Usted no le interesa pero a mí y a muchos más nos parece interesante, a pesar de habérselo escuchado varias veces. El arte popular tiene muchas caras, la que vio es la de José Larralde cantor y recitador orillero. TODO UN ARTISTA. Disculpe mi extenso comentario y lo saludo cordialmente. Gastón

      1. Gracias Gastón. Valoramos su «extenso comentario». Pensamos igual. Creemos que muchas veces «El Pampa» no es reconocido como debería porque los medios de comunicación actuales están más pendientes del espectáculo, que de la sabiduría del artista. Ya lo dijo Larralde: «Si quieren escuchar solo las canciones, entonces pongan el disco!». 😉

    3. Sacaste todo de contexto capo, lo de la bosta de vaca por ej lo dice cuando explica como iban a cazar de noche y era lo que usaban para calentarse, al que no vivió en el campo o en esa epoca le interesa saber esas cosas, ya que es la unica forma de saberlo, por alquien que lo cuenta.

      A lo mejor ya lo he dicho
      y caigo en la redundancia,
      pero con mucha constancia
      y repitiendo se saca;
      redundanciando las vacas
      se engrandecen las estancias.

      Por eso a veces repito
      las cosas que ayer ya dije.
      El repetir no me aflige
      porque lo viejo es lo nuevo:
      todas la aves dan huevos
      después el hombre es el que elige.

  6. ME DA LA SENSACIÓN QUE EL DECIR DE LARRALDE PRODUCE RESQUEMORES O URTICARIA PORQUE ES EL TIO VIEJO QUE VINO A DECIRNOS COSAS QUE PUEDEN SER VERDADES Y NOSOTROS NO LAS VINOS O COMO SOMOS GRANDES Y TE SACA LA VENDA UNO SE DA CUENTA QUE HIZO EL TONTO UN MONTÓN DE TIEMPO Y NOS MOLESTA HABER PASADO POR TONTOS ESE TIEMPO. CON RESPECTO AL CAMPO LA COSAS QUE DICE SOLO LA ENTIENDEN LOS QUE LAS HEMOS VIVIDO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.