Un ejemplo de descalificación musical

descalificación musical

A veces descalificar a un artista o un estilo significa incapacidad para hacer lo que uno descalifica.

Según mi teoría, no hay que descalificar ningún estilo musical, ni a ningún artista, con decir «no me gusta» es suficiente…

La descalificación puede ser ofensiva y sujeta a debates; El gusto es más personal, tajante y objetivo, para uno. A veces descalificar a un artista o un estilo significa incapacidad para hacer lo que uno descalifica.

Mirá También
[artículo] ¿Rock vs Jazz? ¿3 o 3000 acordes?
[artículo] Hernán Ríos y Facundo Guevara en Café Vinilo
[Entrevista] Ania Paz: la pianista peruana trae su jazz a Bs. As.

En ese sentido siempre recuerdo una anécdota: estábamos con Antigua Jazz Band en un Festival de Jazz, y nuestro contrabajista no fue y mandó un reemplazo, músico de sesión. Antes que nosotros tocaba un grupo reconocido de la élite actual del Jazz de acá, y recuerdo a este contrabajista hablar con los músicos diciendo, que venía de cambio a tocar con «la Antigua…», que era una boludés y una c… de Jazz viejo…

Cuestión que cuando subió a tocar y sobre todo en El Paso del Tigre, un tema tradicional muy rápido «no agarró una«.

Así que, a veces, es mejor no descalificar y ponerse a estudiar (y encarar todo desde el «no se«).

Y a vos ¿Qué opinás? ¿Estás de acuerdo?

NO olvides dejarnos tu comentario, al final de esta página

 

Volver Arriba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.